Elije ingrediente


La tradicional concha del apóstol Santiago aparece en nuestras costas presente en diferentes especies de moluscos. Entre ellos, los más conocidos, por su valor culinario, son la vieira y la zamburiña. La primera presenta un mayor tamaño y sus “orejas” son simétricas, mientras que las de la zamburiña son desiguales. El color de sus conchas es violáceo, aunque el de los ejemplares jóvenes puede resultar más anaranjado.

En España estos moluscos tienen una larga tradición como conservas y constituyen alimentos de alto valor nutritivo, muy recomendables para ser incluidos en dietas saludables y equilibradas que prevengan distintas enfermedades. Presentan proporciones considerables de vitaminas, sobre todo del complejo B, A y D, y de sales minerales (calcio, hierro, potasio, fósforo y yodo), elementos esenciales para una buena nutrición.





EN LA COCINA


Los gallegos, muy aficionados a estos moluscos, los vienen preparando desde hace siglos cocidos al vapor y bañados con una salsa, muy sencilla pero exquisita. Se elabora con aceite de oliva, cebolla y tomate, y en unión con la vianda adquiere una suavidad y untuosidad que no pasa inadvertida a los paladares más exigentes.



Aunque la vieira y la zamburiña no precisan de acompañamiento, pues su carne tersa, fina y jugosa es un manjar por si misma, también suponen un ingrediente suculento y nutritivo para elaborar platos con arroces y pastas. Les proponemos en esta página una sencilla receta de zamburiñas con arroz blanco. Sólo necesitamos una lata de este delicioso molusco en salsa de vieira, una ramita de laurel, aceite de oliva y 50 gramos de un aromático arroz basmati.

Arroz con zamburiñas  
     
Las setas
Ventresca de bonito
El Champiñón
Las fresas
El Champiñón
Caviar de erizos
Confit de pato
Los caracoles
El foie
 
   

enviar email