Elije ingrediente

 

En la historia de la humanidad las uvas han sido una de las frutas más apreciadas por el hombre. La Biblia hablaba de ellas incluso antes del Diluvio Universal e Hipócrates, padre de la Medicina, las calificaba como uno de los alimentos más completos y aconsejables para llevar una vida sana. Cuentan que Mahatma Gandhi sólo ingería mosto de uva en sus prolongados ayunos.

En nuestro país además de ser consideradas como un excelente alimento, las uvas nos pueden proporcionar un año de venturas. Comer doce uvas en Nochevieja, una por cada mes del año según la tradición, nos trae la buena suerte. Una costumbre que no llega a un siglo de existencia. Al parecer, tras una producción excepcional en Levante, en 1909, los agricultores propusieron que cada español consumiera una uva por cada mes del año para celebrar la Nochevieja. Lo que comenzó como una salida a los excedentes, se convirtió en una tradición sumamente arraigada.




Las Uvas en conservas

No hay solución más cómoda que repartir una lata de 12 uvas ya peladas a cada comensal para despedir al año. Sobre todo tras una cena que nos ha llevado en su elaboración más tiempo del deseado por tratar de agradar a nuestra familia. Las uvas en lata mantienen, además, las cualidades nutritivas de esta fruta rica en vitaminas, minerales, hidratos de carbono, glucosa y fructosa.

Las uvas en conserva nos permiten disponer en cualquier momento de un ingrediente ideal para preparar deliciosos postres, como el que mostramos en la fotografía. Una tarta de uvas con queso, que como dice el refrán, saben a beso.



 
Vieiras y Zamburiñas
Las setas
Ventresca de bonito
El Champiñón
Las fresas
El Champiñón
Caviar de erizos
Confit de pato
Los caracoles
El foie
El faisán
La melva
Langostillos
Las codornices
Las algas
La mandarina
El higo
Las almejas
Las habas
 
   

enviar email