Elije ingrediente

Hasta el año 1000 no se tiene noticia de esta refrescante y nutritiva hortaliza. Las primeras plantas de tomates silvestres aparecen por estas fechas en la zona de los Andes, pero son los mexicanos los primeros que cultivan este fruto. A pesar de que los cronistas de Indias no le prestan demasiada atención, el tomate llega a Europa en el siglo XVI. Tendrán que pasar dos siglos, sin embargo, para que el tomate comience a utilizarse en salsas y aderezos, revolucionando las cocinas italiana y española hasta convertirse en la hortaliza que más se consume en el mundo.


El tomate es un alimento con enormes cualidades nutritivas. Compuesto por un 90 por ciento de agua, vitaminas (B1, B2, B5 y C), y minerales (potasio y magnesio), este fruto contiene, además, un alto nivel de carotenoides, pigmento que le proporciona el color rojo tan característico.

El tomate es un importante depurador de nuestro organismo. Activa la circulación y el funcionamiento de los riñones y regula, a la vez, el tránsito intestinal, propiedad que lo convierte en un alimento muy indicado para aquellos que sufren estreñimiento.

Potente disolvente de los ácidos orgánicos, el tomate ayuda a reducir el ácido úrico, la urea y las intoxicaciones de la sangre.

Por su elevado contenido en hierro, este fruto es un alimento muy aconsejable para incorporar en la dieta de las personas que padecen estados de anemia. Es también un estupendo tónico para nuestro sistema nervioso.


EN LA COCINA


Los usos del tomate en la cocina son tan variados como sus especies. Lo consumimos crudo, como aderezo en guisos y sopas y en salsa. Si lo queremos utilizar en conserva, lo podemos encontrar de forma natural -entero y triturado-, frito o como ingrediente de infinidad de platos preparados.



Las lentejas
La sardina
El pimiento
El mejillón
La piña
El calamar
Las alubias
La caballa
El melocotón
La anchoa
El espárrago
El atún
La alcachofa
La castaña
La navaja
El níspero
Las judías verdes
El jurel
El maiz
El pulpo
El guisante
La pera
El berberecho
El garbanzo
 

RECETAS CON TOMATE

Los usos del tomate en la cocina son tan variados como sus especies. Lo consumimos crudo, como aderezo en guisos y sopas y en salsa. Si lo queremos utilizar en conserva, lo podemos encontrar de forma natural -entero y triturado-,frito o como ingrediente de infinidad de platos preparados.
···········

enviar email