Elije ingrediente


El nombre de Sardina viene de SARDINES. Así llamaban los antiguos griegos a la isla Sardinia o Cerdeña porque pensaban que los bancos de sardinas venían de allí. En aquellos tiempos eran poco valoradas y consideradas comida de pobres. Los romanos las llamaban ‘hallec’, aunque pronto adoptaron el nombre de sardina.



La pesca de la sardina es una de las más antiguas de la Península Ibérica debido a que es un pez muy abundante, de ahí que también sea considerado un pescado modesto.

En España, la sardina gozaba de cierta popularidad, pero no tenía demasiado prestigio porque se pensaba que sus proteínas no eran tan buenas como las de la carne y que su grasa elevaba el colesterol.

Sin embargo, en los últimos años estas ideas han cambiado. Se ha demostrado que la sardina, al ser un pescado azul, resulta más energético y con más vitaminas que el blanco. La presencia de grasa en su carne, rica en ácidos poliinsaturados, la convierte en un pescado muy saludable para nuestro organismo.

La sardina es, además, un alimento de fácil digestión y una excelente fuente de minerales y vitaminas (A y D), que se mantienen íntegras en la conserva.



100 MILLONES DE LATAS AL AÑO


La conserva de la sardina comenzó en Nantes (Francia) en 1834, aprovechando la abundancia de sardinas en estas costas. En los años posteriores, el agotamiento de los recursos desplazó su producción a las costas gallegas y fue a mediados del siglo XIX cuando se instaló la primera fábrica de conservas en Galicia. Según los expertos en nutrición, es en conserva cuando este pescado nos aporta más nutrientes. La sardina enlatada es una espléndida fuente de calcio y de fósforo.

La conserva de sardinas representa un 10% del total de conservas de pescado en nuestro país. De todas, la más apreciada es la sardina en aceite de oliva. Los españoles consumimos una media de 100 millones de latas de sardina al año.
Como dato curioso, en Francia las sardinas enlatadas son consideradas un producto de lujo. Estas conservas se catalogan por añadas, como el vino, porque se ha demostrado que también mejoran con el tiempo
.



El pimiento
El mejillón
La piña
El calamar
Las alubias
La caballa
El melocotón
La anchoa
El espárrago
El atún
La alcachofa
La castaña
La navaja
El níspero
Las judías verdes
El jurel
El maiz
El pulpo
El guisante
La pera
El berberecho
El garbanzo
El tomate
Las lentejas
 

RECETAS CON SARDINAS

La conserva de sardinas representa un 10% del total de conservas de pescado en nuestro país. De todas, la más apreciada es la sardina en aceite de oliva. Los españoles consumimos una media de 100 millones de latas de sardina al año.
···········

enviar email