Elije ingrediente


La piña tropical es originaria de América. Los colonizadores españoles la encontraron en la isla Guadalupe y la trajeron a nuestro país en 1493. Más adelante, esta rica fruta se fue aclimatando a los continentes asiático y africano.

De sabor exquisito, la piña es el postre ideal para facilitar la digestión de los demás alimentos, pues contiene en su composición la bromelina, una enzima que ayuda a nuestro organismo en el proceso digestivo y que tiene una acción antiinflamatoria.


Con un 87% de agua, un 11% de hidratos de carbono y sólo trazas de lípidos, la piña nos aporta vitaminas A, B y C. Además, esta fruta contiene minerales como el hierro, el azufre, el calcio, el potasio, el cobre, el fósforo y el magnesio.

Su consumo es beneficioso para el corazón y afecciones de garganta, e incluso puede contribuir a regular la fiebre. La piña colabora, además, en la formación de nuestros huesos, dientes y músculos. El sistema nervioso también se enriquece por el aporte de oligoelementos que nos ofrece esta exótica fruta.


EN SU MEJOR MOMENTO


La piña en conserva mantiene las cualidades nutricionales y organolépticas de esta apreciada fruta y nos garantiza una degustación en el punto de sazón ideal. Recordamos que las frutas se envasan en su mejor momento de maduración y calidad nutritiva y a pocas horas de su recolección, mientras que las frutas frescas deben viajar hasta el mercado y hasta los hogares. La rapidez del tratamiento térmico de la conserva y su técnica de esterilización aseguran el mantenimiento del 70% de las vitaminas originales de la frutas.

La pulpa de la piña combina muy bien con ciertos sabores salados y con algunas carnes, como la de pato o cerdo. Por influencia de la cocina china, la piña está cada día más presente en nuestras ensaladas y se está convirtiendo en un ingrediente muy utilizado para la elaboración de gran variedad de salsas.
Por último, es importante recordar que el líquido que contiene la lata debe aprovecharse porque es donde se encuentra una parte considerable de las vitaminas y minerales hidrosolubles. Además, en el caso de la piña se trata de un zumo excelente para ofrecer a sus hijos en la merienda



La Piña
El calamar
Las alubias
La caballa
El melocotón
La anchoa
El espárrago
El atún
La alcachofa
La castaña
La navaja
El níspero
Las judías verdes
El jurel
El maiz
El pulpo
El guisante
La pera
El berberecho
El garbanzo
El tomate
Las lentejas
La sardina
El pimiento
El mejillón
 

RECETAS CON PIÑA

La piña en conserva mantiene las cualidades nutricionales y organolépticas de esta apreciada fruta y nos garantiza una degustación en el punto de sazón ideal. Recordamos que las frutas se envasan en su mejor momento de maduración y calidad nutritiva y a pocas horas de su recolección.
···········

enviar email