Elije ingrediente



El acero facilita la sostenibilidad

Apeal (Asociación de los Productores Europeos de Aceros para Envases)

En los últimos años, el tema de la sostenibilidad ha ascendido velozmente en la agenda mundial. Consumidores, gobiernos e industria reconocen que tenemos que buscar la forma de reducir nuestra huella global en todas las áreas de nuestra vida. Cuando el mundo exigen soluciones para un futuro sostenible, la sostenibilidad del acero para envases puede aportar una respuesta. El envase de acero ofrece a los propietarios de marcas minoristas y consumidores un producto de gran rendimiento en el que pueden confiar, al tiempo que les permite demostrar su papel activo en la construcción de una sociedad sostenible.





La industria del acero: Una larga tradición de sostenibilidad

A lo largo de los años, la industria del acero se ha preocupado por el consumo de recursos naturales y su impacto en el medio ambiente. La industria ha hecho esfuerzos significativos para reducir las emisiones de CO2 y limitar el consumo de combustibles fósiles, elevando los niveles de reciclado y promoviendo la conservación y eficiencia ecológica del envase de acero. Su reciclaje sostenido sigue reduciendo el consumo de materias primas y energía.

La industria ha logrado una reducción drástica de sus emisiones de CO2 por tonelada de producción de acero crudo, que son ahora un 50% inferiores a las de hace 40 años. La industria está realizando un esfuerzo considerable por reducir aún más su huella medioambiental.

Al mismo tiempo, la industria ha optimizado continuamente el producto final –los envases de acero- haciéndolos cada vez más ligeros. El peso de las latas de acero para alimentos se ha reducido en un 25% en los últimos 30 años, gracias al desarrollo de nuevos grados de acero. Esto significa que las latas emplean menos materia prima y son más ligeras de transportar, lo que tiene un efecto positivo en el medio ambiente.

El compromiso de la industria del acero con la investigación y la innovación significa que en el envase de acero goza de una sostenibilidad que cubre por igual las necesidades de propietarios de marcas, minoristas y consumidores.

La industria del acero se ha centrado durante muchos años en reducir su consumo de energía y recursos, con resultados extraordinarios.

En los últimos 50 años se ha reducido en un 40% la cantidad de combustibles fósiles necesaria para producir una tonelada de acero. Para optimizar el consumo de energía, los productores de acero utilizan los más sofisticados sistemas de gestión del gas y la energía en sus procesos. En la fabricación del acero de hoy se emplean como combustibles subproductos gaseosos, reemplazando fuentes primarias de energía; y se recupera un alto porcentaje de la energía térmica del agua de refrigeración, gases de combustión y productos residuales para su utilización en otros lugares.

El acero es el material más reciclado

El acero es el material más reciclado del mundo para envases de alimentos. En Europa se recicla cerca del 66% de los envases de acero, una cifra que se ha duplicado en los últimos 10 años.

Según los datos recogidos por el Instituto Internacional del Hierro y el Acero (IISI), el índice total de reciclado de envases fue del 67% en 2006, en comparación con el 64,9% de 2005. En 2006 se reciclaron 6,6 millones de toneladas de latas de acero en los 35 países representados en la recogida de datos. Esto evitó que se liberaran a la atmósfera aproximadamente 11,9 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Alimentos Enlatados: en la cima de la eficiencia ecológica


La eficiencia ecológica describe el comportamiento medioambiental y económico de un producto. Permite procesos de producción más eficientes y la creación de mejores productos y servicios, al tiempo que reduce la utilización de recursos, la generación de residuos y la contaminación en toda la cadena de valor.

Dos importantes estudios ilustran la eficiencia ecológica de los alimentos enlatados. Uno de ellos analiza el impacto medioambiental y los costes económicos que conlleva preparar una comida con distintos sistemas de envasado. El otro, ilustra el uso eficiente de la energía al suministrar comida en latas desde el punto de la cosecha al consumidor final.

Ambos estudios demuestran que el enlatado de alimentos destaca como una de las mejores soluciones de envasado que ofrece a los consumidores un buen producto en el que pueden confiar, al tiempo que aporta a la sociedad la solución óptima en términos de sostenibilidad.

Un estudio realizado en 2005 por la consultoría medioambiental TNO, contemplaba la sostenibilidad del sistema de envasado desde la perspectiva integral. Medía el impacto global tanto del envase como del producto en cada una de las etapas de su ciclo de vida. Se tomó como base para el estudio el mercado holandés y se eligieron las zanahorias como ejemplo, ya que están disponibles en una gran variedad de combinaciones de procesado y envasado.

Se compararon siete combinaciones de envasado/procesado entre las que se contaban zanahorias frescas en manojo, congeladas y enlatadas. Cada paso del ciclo de vida del producto se consideró de forma independiente (desde la huerta al plato, incluido el reciclado.)

En una situación de economía abierta las zanahorias enlatadas son, de entre todos los sistemas de envasado analizados, el producto con mejores resultados en términos de eficiencia ecológica, considerando la combinación de impacto medioambiental y coste.

Una elección responsable para el reto actual de la utilización eficiente de la energía.

Un estudio realizado por Sistemas Científicos de Certificación (SCS) de California evaluó comparativamente el consumo de energía de los sistemas de suministro de alimentos frescos, congelados y enlatados, cuantificando las necesidades de energía en cada una de las etapas desde la huerta al plato.

Se compararon dos formatos de suministro: a granel y en porciones, en una serie de combinaciones de envasado / procesado que incluían producto refrigerado a granel (ej: judías verdes, brócoli, espárragos), en cartón revestido; productos congelados en distintos formatos de envase; comidas preparadas enlatadas y productos enlatados.

Las distintas etapas incluían cultivo y cosecha, procesando la comida, producción de empaquetado para ventas y transporte, transporte desde el campo al consumidor final, almacenamiento para la venta al por mayor y distribución minorista, así como almacenamiento y preparación de la comida en el hogar.

Teniendo en cuenta el proceso completo – de la huerta al plato-, el estudio revela claramente que los alimentos enlatados ofrecen el método de suministro con un consumo más eficaz de la energía. Los métodos de consumo más intenso, producto congelado en bolsas y cajas, requieren cerca del 100% más de energía desde la huerta al plato que los alimentos enlatados y a granel.

En primer lugar, en cuanto al procesado de los alimentos, las necesidades de energía para el enlatado son significativamente menores que las de los artículos congelados. En segundo lugar, debido al diseño compacto y apilable de sus envases, permite el transporte de una cantidad mayor de alimento en un volumen limitado, con menos empaquetado para transporte. En tercer lugar, al almacenarse a temperatura ambiente, los alimentos enlatados son totalmente independientes de refrigeración.

Más información:

Este artículo es un extracto de un Paquete Informativo sobre Sostenibilidad, parte de un programa de información secuencial “Acero para envases: Experiencia fiable, valor para el futuro”, desarrollado por la industria europea de acero para envases para propietarios de marcas, minoristas y diseñadores.


Descargar documento en www.apeal.org



LAS VENTAS DE ENVASES METÁLICOS ALCANZARON LOS 1.293,4 MILLONES DE EUROS EN 2007
INFORME DE ANFACO. DATOS DEL PRIMER SEMESTRE 2008
VALORES NUTRITIVOS, SEGURIDAD Y PROTECCIÓN
ENVASES METÁLICOS APTOS PARA MICROONDAS
LAS CONSERVAS DE PESCADOS Y MARISCOS
LA TAPA HACE LA LATA
UNA INVESTIGACIÓN DEMUESTRA QUE LA COMIDA ENLATADA ES UNA DE LAS MÁS ADECUADAS PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE
"CARTA ABIERTA A UNA LATA DE CONSERVAS" (Ana Mallén)
"EL ESPÁRRAGO DE NAVARRA" (Sara Romo García)
"LAS CONSERVAS EN LATA EN UNA DIETA EQUILIBRADA" (Jesús Román Martínez Álvarez)
"EL PLACER DE COCINAR CON CONSERVAS" (Mª del Mar Peregrín)
"UNA CAJA FUERTE EN CONTINUA EVOLUCIÓN" (Javier Álvarez)
LAS ALGAS "EL NUEVO ALIMENTO QUE VIENE DEL MAR" (Jesús Fidel Delgado Ramallo)
LAS CONSERVAS DE HOY (Joan Villaró)
EL CIERRE Y SU CRITICIDAD EN LA ELABORACIÓN DE CONSERVAS DE PESCADO (María José Benito Ramos)
EL ACERO YA CUMPLE LOS OBJETIVOS DE RECICLADO PARA 2008 (Nicolás de Laurentis)
SANAS POR NATURALEZA (Juan M. Vieites Baptista de Sousa)
ATRIBUTOS DE LOS ALIMENTOS ENLATADOS (Martine Laville)
RAPIDEZ Y SEGURIDAD EN LA ELABORACIÓN DE CONSERVAS VEGETALES, UNA GARANTIA DE CALIDAD (Pedro J. Echeverría)
¿POR QUÉ EN ACERO? (Catherine Jung)
LOS ELEMENTOS NUTRITIVOS EN LA ELABORACIÓN DE LA SARDINA EN CONSERVA (Carlos Ruiz )
LOS ENVASES METÁLICOS EN LAS CONSERVAS VEGETALES (Jose Miguel Cascales)
LA CONSERVACIÓN DE PESCADOS EN LATAS DE ACERO (Miguel F. Braña)
 
CONSERVAENLATA.COM
UNA WEB DE CICE

El CICE es la organización que pretende dar a conocer las virtudes de las conservas en lata a través de programas divulgativos

enviar email