Elije ingrediente



INFORME TÉCNICO

UNA INVESTIGACIÓN DEMUESTRA QUE LA COMIDA ENLATADA ES UNA DE LAS MÁS ADECUADAS PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE


Al comenzar las conclusiones del estudio, Toon Ansems, jefe de proyecto de TNO dijo: “En el mercado abierto de hoy, en el que está garantizado el suministro de alimentos durante todo el año, la comida enlatada destaca entre los sistemas analizados en nuestro estudio como uno de los mejores métodos en cuanto a eficiencia ecológica”. Al considerar aspectos económicos y medioambientales, las zanahorias enlatadas, las zanahorias frescas en manojo y las zanahorias congeladas en bolsa de plástico dieron buenos resultados, con una eficiencia ecológica por encima de la media, mientras que las hortalizas en bolsa, cartón laminad, o congeladas en cartón no funcionaron tan bien.

El consumidor es la pieza central

En un momento en que llegan al mercado de nuestra sociedad moderna todo tipo de productos para mayor beneficio del consumidor, que ha visto incrementarse de forma espectacular sus posibilidades de elección a lo largo de los años, APEAL, la Asociación Europea de Productores de Acero para Envases, ha querido evaluar desde la perspectiva del consumidor la sostenibilidad del envasado. De hecho, el consumidor es la pieza central. Es el consumidor el que compra el producto, el que prepara las comidas que consumirán él y su familia y por último es quien tiene que sortear sus envases de forma que permita el reciclado.

Este enfoque, en el que el consumidor asume la posición central, significa también un planteamiento con mayor apoyo de la sociedad y permite a APEAL, desde el punto de vista de la sostenibilidad, establecer un patrón de referencia para el sistema de enlatado de alimentos frente a otros sistemas. Este es el trabajo que TNO, una conocida empresa holandesa de expertos en Evaluación del Ciclo de Vida (ECV), ha realizado recientemente para APEAL.

Ámbito del estudio

Se eligieron dos zanahorias como ejemplo de producto alimenticio bien definido porque éstas se pueden encontrar en gran variedad de combinaciones de procesado y de envasado.

El estudio analiza las zanahorias que pueden encontrarse en el mercado holandés a lo largo del año, teniendo también en cuenta las zanahorias importadas.

El ámbito del estudio abarca desde el cultivo de las zanahorias en el campo hasta el almacenamiento, la preparación y el cocinado en casa del consumidor. También se han incluido en el estudio los desperdicios generados por el consumidor, teniendo en cuenta no sólo el envase utilizado, sino también la cantidad de alimento que se pierde en el proceso, así como la comida que tira el consumidor, simplemente porque no siempre se come todo lo que prepara.

Todos los productos analizados se compraron en Albert Heijn, un gran supermercado holandés.

En el caso de los cartones laminados y productos congelados, las zanahorias estaban mezcladas con otras verduras, pero las evaluaciones medioambientales y económicas se hicieron partiendo del supuesto de que el envase sólo contenía zanahorias.

Unidad Funcional

El hecho de poner al consumidor en una posición central dictó también la elección de la unidad funcional. La cantidad diaria de vegetales (600gr) recomendada por el Centro de Nutrición Holandés para un hogar promedio holandés de tres personas fue elegida como unidad funcional.

Metodología

Se definió el impacto medioambiental de cada paso de la cadena en función de 6 temas medioambientales que fueron elegidos de acuerdo con la importancia que tienen hoy en la agenda política, incorporando el criterio crucial del calentamiento global. Estos impactos se midieron para cada uno de los 7 sistemas analizados. Los datos ECV utilizados para los fines de este estudio proceden principalmente del informe BUWAL 250 y de la tesis de JUNGBLUTH.

En una segunda etapa se sumaron dichos impactos para obtener un impacto global por tema medioambiental para cada uno de los sistemas. Para sumar el impacto medioambiental en un único indicador se utilizaron precios ficticios (“shadow costs”). No obstante, se probaron varios métodos, pero no mostraron diferencias significativas en los resultados.

El análisis de costes incluía el precio de venta al público del producto, los costes de transporte desde la tienda al hogar y el almacenamiento, preparación y cocinado. El coste del producto en sí fue el precio del supermercado, los otros costes se calcularon a partir de los costes medios del consumidor por consumo de carburante, de electricidad, de gas y agua potable y el coste medio en Holanda del tratamiento de residuos.

La ecoeficiencia de los distintos sistemas analizados se determinó para el mercado holandés teniendo en cuenta el impacto medioambiental y de costes de los productos importados para poder reflejar la realidad de las opciones ante las que se encuentra el consumidor a lo largo del año.



Resultados clave del análisis de ecoeficiencia

La figura muestra la posición relativa de los 7 sistemas analizados. Las zanahorias enlatadas tienen precios ficticios (“shadow costs”) inferiores a la media, su impacto medioambiental es menor que 1.

En cuanto al coste, las zanahorias enlatadas están por debajo de la media, junto a las zanahorias frescas en manojo, las zanahorias congeladas vendidas en bolsa y en cartón, su coste es menor que 1.

El valor de los alimentos enlatados para la sociedad

Las zanahorias enlatadas, las zanahorias frescas en manojo y las zanahorias congeladas vendidas en bolsa tienen una ecoeficiencia comparable y ligeramente superior a la media. En una situación real de mercado, en la que los consumidores tienen ante sí una serie de opciones, en todas las estaciones del año, la comida enlatada destaca claramente como una de las soluciones de envasado con mejores resultados.

Ofrece a los consumidores un producto en el que pueden confiar, al tiempo que ofrece también a la sociedad la solución óptima en cuanto a ecoeficiencia.

En conclusión, los consumidores y la sociedad europea se benefician de los 25.000 millones de latas de conservas de acero que salen todos los años al mercado de la UE. Retrocediendo en el tiempo, cuando salieron al mercado las primeras latas de conservas, se aportó valor a la sociedad porque se redujo el desperdicio de alimentos. Este valor sigue existiendo y se puede evaluar en 465 millones de euros al año en Europa, midiendo el reducido impacto medioambiental que las latas han conseguido alcanzar en comparación con el que existía antes.

El estudio aporta evidencia corroborada e independiente del valor que el envase de acero aporta a la sociedad, y específicamente al sector de la alimentación, en el plano medioambiental, económico y nutricional.

APEAL
Asociación de los Productores Europeos de Aceros para Envases
www.apeal.org



"CARTA ABIERTA A UNA LATA DE CONSERVAS" (Ana Mallén)
"EL ESPÁRRAGO DE NAVARRA" (Sara Romo García)
"LAS CONSERVAS EN LATA EN UNA DIETA EQUILIBRADA" (Jesús Román Martínez Álvarez)
"EL PLACER DE COCINAR CON CONSERVAS" (Mª del Mar Peregrín)
"UNA CAJA FUERTE EN CONTINUA EVOLUCIÓN" (Javier Álvarez)
LAS ALGAS "EL NUEVO ALIMENTO QUE VIENE DEL MAR" (Jesús Fidel Delgado Ramallo)
LAS CONSERVAS DE HOY (Joan Villaró)
EL CIERRE Y SU CRITICIDAD EN LA ELABORACIÓN DE CONSERVAS DE PESCADO (María José Benito Ramos)
EL ACERO YA CUMPLE LOS OBJETIVOS DE RECICLADO PARA 2008 (Nicolás de Laurentis)
SANAS POR NATURALEZA (Juan M. Vieites Baptista de Sousa)
ATRIBUTOS DE LOS ALIMENTOS ENLATADOS (Martine Laville)
RAPIDEZ Y SEGURIDAD EN LA ELABORACIÓN DE CONSERVAS VEGETALES, UNA GARANTIA DE CALIDAD (Pedro J. Echeverría)
¿POR QUÉ EN ACERO? (Catherine Jung)
LOS ELEMENTOS NUTRITIVOS EN LA ELABORACIÓN DE LA SARDINA EN CONSERVA (Carlos Ruiz )
LOS ENVASES METÁLICOS EN LAS CONSERVAS VEGETALES (Jose Miguel Cascales)
LA CONSERVACIÓN DE PESCADOS EN LATAS DE ACERO (Miguel F. Braña)
 
CONSERVAENLATA.COM
UNA WEB DE CICE

El CICE es la organización que pretende dar a conocer las virtudes de las conservas en lata a través de programas divulgativos

enviar email