Elije ingrediente


Las codornices


Son aves muy apreciadas por su delicada y sabrosa carne. Aunque es el otoño la estación donde se levanta la veda para su caza, en la actualidad las codornices están presentes en los mercados todo el año porque también se crían en las granjas como aves de corral.

 

Las codornices son aves migratorias que viven en campos de cereales, praderas y terrenos despejados y se alimentan de semillas, hierbas e insectos, abundantes en las llanuras. Se dice de ellas que pertenecen a la “nobleza” de las aves de caza. De hecho, en la cocina de Occidente se han comido por docenas a lo largo de toda su historia. En los grandes banquetes, ser servían de aperitivo para ir haciendo boca.

Son muchos años, por tanto, los que avalan la excelencia de estas aves en la cocina y cada vez más fabricantes los que apuestan por envasarlas en conserva, elaboradas con una gran variedad de recetas. Si las compramos en lata, podemos degustarlas, entre otras variedades, en escabeche, estofadas, en salsa de trufas, rellenas de foie o a la Toledana, con una salsa de cebolla y taquitos de jamón, regada con vino blanco y vinagre y especiada con una ramita de laurel.

La carne de estas aves es rica en proteínas y sales minerales pero escasa en valor calórico. Destaca por su elevado contenido en hierro, muy a tener en cuenta en dietas para niños, embarazadas y personas que sufran anemia. Además, las codornices constituyen una excelente fuente de vitaminas B1, B2 y B6.

 

 
La algas
La mandarina
El higo
Las almejas
Las habas
Las uvas
Vieiras y Zamburiñas
Las setas
Ventresca de bonito
El Champiñón
Las fresas
El Champiñón
Caviar de erizos
Confit de pato
Los caracoles
El foie
El faisán
La melva
Langostillos
 
   

enviar email