Elije ingrediente

 

España cuenta con una gran tradición pesquera siendo pionera en muchos tipos de conservas de moluscos de alta calidad. Las almejas recogidas en nuestras costas gallegas tienen una gran y merecida fama por su excelente calidad, circunstancia que se debe a las magníficas y singulares condiciones que nos brindan los más de mil doscientos kilómetros de litoral.

En Galicia existen tres clases de almeja principales: la fina, la babosa y la rubia. De ellas, las dos primeras son de extraordinaria calidad, si bien, la fina alcanza mayor valor, debido a su cualidad de conservarse viva fuera del agua durante más tiempo.




Las almejas, como el resto de los moluscos, son un alimento excelente para incluir en una dieta saludable y equilibrada. En conserva, las almejas preservan su alto valor nutritivo. Disfrutando de este sabroso molusco aportamos a nuestro organismo una buena dosis de vitaminas (sobre todo del grupo B) y sales minerales, que ayudan a mantenernos sanos.

Información nutricional por 100 gr:
Energía (kcal): 47.30
Proteínas (g): 10.70
Lípidos (g): 0.50
Grasas poliinsaturadas (g): 0.12
Calcio (mg): 142
Hierro (mg):17.0

Cómo degustarlas:

Los hay partidarios de degustar las almejas en conserva directamente, dejando caer unas gotitas de limón, para apreciar su sabor en toda su intensidad. Sin embargo, las almejas en lata nos sirven como ingrediente de lujo para infinidad de guisos pues admiten multitud de formas de preparación. Combinan muy bien con arroces, con pastas o con cualquier guiso de pescado. También las podemos preparar a la plancha o la marinera. Están deliciosas de cualquier manera, eso sí, siempre acompañadas de un buen vino Albariño.

 
Las habas
Las uvas
Vieiras y Zamburiñas
Las setas
Ventresca de bonito
El Champiñón
Las fresas
El Champiñón
Caviar de erizos
Confit de pato
Los caracoles
El foie
El faisán
La melva
Langostillos
Las codornices
Las algas
La mandarina
El higo
 

enviar email