Elije ingrediente


Aunque los historiadores no tienen la certeza de que las alubias fueran introducidas por primera vez en Europa tras el descubrimiento de América, lo cierto es que las noticias de su cultivo en nuestro continente aparecen en ese momento histórico. Las alubias que se trajo Colón en sus carabelas desempeñaron un destacado papel, junto a los garbanzos, las lentejas y las habas –legumbres ya conocidas en nuestro continente-, para salvar a la Edad Media de la hambruna que padecía.


Las alubias, no obstante, ya eran populares en las culturas azteca e inca hace más de 5.000 años por su inmenso valor nutritivo. Griegos y romanos también conocieron una especie afín, de hecho, su denominación científica, “vicia faba” o “faba vulgaris”, es latina. Fue precisamente en Lacio, donde estas legumbres dieron nombre a una de las familias romanas más ilustres, los Fabios, que probablemente las cultivaban en fincas de su propiedad.

NUTRITIVAS Y ENERGÉTICAS

Ricas en hierro, folatos e hidratos de carbono, las alubias son un alimento nutritivo, reconstituyente y energético. Su elevado contenido en fibra soluble contribuye a prevenir el estreñimiento, a la vez que disminuye el colesterol en la sangre y mantiene estables los niveles de glucosa. Por estas características, las alubias se hacen muy recomendables en la dieta de las personas que sufren diabetes o insuficiencia hepática.

Estas legumbres también pueden formar parte en la alimentación de las personas hipertensas, debido a su elevado índice de potasio.

Las alubias nos aportan vitaminas B y C y otros minerales como el fósforo, el calcio, el níquel, el manganeso y el cinc. No contienen grasas y si no se consumen con excesivos “tropezones” no engordan.

El consumo de alubias y de legumbres en general resulta muy indicado para aquellas personas que tienen que hacer un gran esfuerzo mental o físico.

LAS ALUBIAS EN CONSERVA

Las legumbres, y en particular las alubias, constituyen, por tanto, una de las opciones más saludables para incluir en nuestra dieta cotidiana. Son productos económicos para nuestro bolsillo y fáciles de preparar, sobre todo si las compramos en conserva. Hoy en día disponemos de una amplia gama de “alubias en conserva”, desde la tradicional fabada asturiana, las alubias a la vasca o las tan apreciadas alubias con almejas. Y si queremos elaborar el plato nosotros mismos, podemos conseguirlas simplemente cocidas.


Las caballa
El melocotón
La anchoa
El espárrago
La alcachofa
La castaña
La navaja
El níspero
Las judías verdes
El jurel
El maiz
El pulpo
El guisante
La pera
El berberecho
El garbanzo
El tomate
Las lentejas
La sardina
El pimiento
El mejillón
La piña
El calamar

RECETAS CON ALUBIAS

Las legumbres, y en particular las alubias, constituyen una de las opciones más saludables para incluir en nuestra dieta cotidiana. Son productos económicos para nuestro bolsillo y fáciles de preparar, sobre todo si las compramos en conserva.
···········

enviar email